Help
Help

external image stray-demon-large.jpg


El Demonio Salvaje es un jefe opcional de Dark Souls. Es muy similar al Demonio del Refugio, y, al igual que éste, se encuentra en el Refugio de los No Muertos. El jugador puede encontrarlo al visitar el Refugio por segunda vez.

Información:



Salud: 5250
8242 (NG+)
Almas: 20000
40000 (NG+)


Estrategia:


El enfrentamiento con el Demonio Salvaje tiene lugar en una cámara a la que caerás desde la sala en la que combatiste al Demonio del Refugio. El daño sufrido por la caída supondrá una desventaja, ya que te obligará a curarte nada más empezar el combate (tendrás tiempo antes de que el Demonio te ataque).

A pesar de que el Demonio Salvaje es similar en apariencia al Demonio del Refugio, luchar contra él resultará bastante distinto. Aunque sus ataques físicos son similares a los del Demonio del Refugio, el Demonio Salvaje utilizará también ataques mágicos. El Demonio empleará dos ataques mágicos; ambos tienen una gran área de efecto y producen grandes daños. Sin embargo, su alcance es mucho mayor hacia delnte que hacia atrás. Además, el Demonio Salvaje posee los mismos ataques que el Demonio del Refugio, aunque también es bastante lento.

Por los motivos descritos, la mejor estrategia posible es atacarle por la espalda. En cuanto comience el combate, trata de rodear al Demonio y situarte a su espalda. A partir de aquí, procura mantenerte siempre tras él. Cuando intente efectuar sus ataques mágicos, aléjate antes de que lo haga. Lo reonocerás porque moverá su arma hacia arriba para dar un golpe en el suelo, o la moverá de dercha a izquierda en forma de abanico. El primer ataque tiene sobre todo alcance frontal y, si estás tras él, no necesitarás alejarte demasiado; el segundo, en cambio, tiene un gran alcance en todas direcciones, y deberás alejarte tanto como puedas.

Cuando el Demonio Salvaje emprenda el vuelo para tratar de lanzarse sobre ti, limítate a alejarte rodando. Cuando aterrice, colócate a su espalda. A la hora de atacarle, nunca propines más de un par de golpes seguidos y céntrate en mantenerte a la espalda del Demonio. Puede ser un proceso largo y arduo, pero también es la forma más segura de vencerle. Sé paciente y triunfarás.

Consejos:


  • El Demonio Salvaje es especialmente vulnerable a las hemorragias. También es vulnerable al fuego, el relámpago y las armas de Caballero Negro.
  • Dado que sus ataques mágicos suponen el mayor peligro, el Escudo con Emblema, que puedes conseguir justo antes del combate te puede resultar útil para bloquearlos. No obstante, si estás demasiado cerca del Demonio, su ataque no sólo te golpeará frontalmente, lo que supone que el escudo no lo bloqueará. Para poder bloquear estos ataques, debes estar lo bastante lejos de él para que su ataque de área sólo te golpee frontalmente. En este sentido, hechizos como Escudo Mágico también pueden ser útiles.
  • El hechizo Control de Caída puede resultar útil para contrarrestar el daño por caída que sufrirás al principio del combate.
  • Es recomendable acabar con los Huecos que hay en la sala superior antes de enfrentarse al Demonio, ya que pueden caer a la cámara subterránea y sobrevivir a la caída, suponiendo una molestia más durante el combate.


Recompensa:


  • Losa de Titanita
  • Humanidad
  • Hueso de Regreso



Load more