Help
Help

external image 800px-Enemy-Asylum_Demon.png.jpeg
external image 800px-Enemy-Asylum_Demon.png.jpeg


Descripción


Un demonio que custodia el Refugio de los No Muertos. Es el primer jefe al que el jugador se enfrenta en el juego. Tiene cierta similitud con el primer jefe de Demon's Souls. Porta un Gran Martillo de Demonio, y cuenta con unas pequeñas alas que le permiten mantenerse en el aire durante unos instantes.

Información

Salud: 825
1100 (NG+)

Almas: 1000
10000 (NG+)


Estrategia:


Vencer a este jefe no resulta un gran desafío, debido principalmente a su lentitud. No obstante, los nuevos jugadores no familiarizados con el juego pueden tener problemas. Hay dos momentos distintos en los que podemos acabar con él:
  1. Si optamos por intentar acabar con él en el primer encuentro (no recomendado para novatos), tendremos que usar la Empuñadura de Espada Recta Rota, que recibimos al principio del juego, lo cual le causará un daño insignificante. La única posibilidad de vencerlo en este primer encuentro es elegir las Bombas de Fuego Negras como regalo inicial, lo que nos permitirá derrotarle con cierta facilidad. En NG+, sin embargo, matarle en el primer encuentro será muy fácil, puesto que el jugador comenzará con el equipo con el que terminara su anterior partida. Matar al Demonio del Refugio en el primer encuentro tiene como recompensa el Gran Martillo de Demonio.
  2. La opción más sensata para nuevos jugadores, sin embargo, es huir de él en el primer encuentro y enfrentarse a él una vez hayan conseguido el equipo básico. Esto permite, además, lanzarse sobre el Demonio desde una plataforma a la que se accede desde el balcón, pudiendo quitarle buena parte de su salud mediante un poderoso ataque en salto.

En cuanto al combate en sí, es recomendable esquivar sus golpes de martillo rodando en lugar de intentar bloquearlos, dado que el jugador tendrá poco aguante en este punto del juego y que algunos de los ataques del Demonio son, de hecho, imbloqueables. Los jugadores que tengan un hechicero o piromante como clase inicial podrán usar sus hechizos para atacarle a distancia. Otros jugadores tendrán que optar por el combate cuerpo a cuerpo; en este caso, una buena estrategia es mantenerse cerca del Demonio y esquivar sus ataques rodando hacia la derecha, tratando de mantenerse siempre a su espalda, junto a su pierna izquierda, siendo éste su punto más vulnerable; si el jugador se mantiene en este punto, el Demonio fallará la mayor parte de sus ataques, ofreciendo buenas oportunidades para atacarle. El Demonio del Refugio posee también un ataque consistente en saltar, mantenerse en el aire durante unos instantes con sus alas, y lanzarse sobre su enemigo desde arriba. Este ataque causa grandes daños y no se puede bloquear; afortunadamente, evitarlo es tan sencillo como alejarse de él rodando o corriendo. Este ataque, además, deja al Demonio vulnerable durante unos valiosos instantes.

Consejos:


  • Los Guerreros y Caballeros pueden quitarse parte de la armadura para tener una mayor movilidad, sacrificando protección.
  • En caso de atacarle cuerpo a cuerpo, trata de mantenerte siempre detrás de él, siempre seleccionando un extremo para forzar su ataque de abanico y así atacarlo desde el otro extremo.
  • Cuando estés frente a él y le veas agitar su martillo hacia izquierda o derecha, muévete instantáneamente para el otro lado y hacia atrás.
  • Es especialmente vulnerable al fuego, la magia y las hemorragias.


Recompensa:


  • 1000 Almas
  • Llave del Peregrino (solamente si no le vencemos en el primer encuentro, en cuyo caso nos la dará Oscar de Astora)
  • Gran Martillo del Demonio (solamente si le vencemos en el primer encuentro)