Help
Help

DRAGÓN BOQUIABIERTO

external image gaping-dragon-large.jpg
El Dragón Boquiabierto es uno de los jefes de Dark Souls. Se encuentra en las Profundidades, y el jugador debe vencerlo para conseguir la llave que abre las puertas de Ciudad Infestada.

Lore:


Se sabe poco del origen del Dragón Boquiabierto, o los motivos por los que se encuentra en las Profundidades. Se cree que se trata de un descendiente de los Dragones Antiguos cuyo hambre insaciable acabó por transformarlo en la criatura que es ahora. Esto podría estar relacionado con el hecho de que se encuentre en una caverna en los niveles inferiores de las Profundidades, donde van a parar grandes cantidades de desperdicios procedentes de la superficie.

Estrategia:


Pese a su temible apariencia, el Dragón Boquiabierto suele ser considerado un jefe fácil de vencer en comparación con otros jefes del juego. A pesar de que sus ataques producen grandes cantidades de daño (pudiendo incluso matar al jugador de un solo golpe), sus movimientos son lentos y predecibles, y el gran tamaño de la caverna en la que se le debe combatir juega a favor del jugador.

La mayor parte de este combate la pasarás corriendo por la caverna huyendo del dragón, esperando al momento de vulnerabilidad apropiado para atacar. No te acerques a él mientras tenga la parte superior de su cuerpo erguida. Aunque puede atacarte con sus patas, su ataque más peligroso consiste en golpear el suelo con la parte superior de su cuerpo, tras lo cual se quedará inmóvil unos instantes. En este momento podrás atacarle, pero es más seguro esperar a una distancia prudencial. En este punto pueden pasar dos cosas: que el dragón vuelva a erguirse para perseguirte de nuevo (en este caso vuelve a huir de él hasta que intente atacarte de nuevo con su cuerpo), o que intente efectuar una carga corriendo. En este segundo caso, asegúrate de no estar en su camino, pero no te alejes demasiado de él. Tras efectuar la carga se quedará quieto: éste es el momento más seguro para atacar. Tras varios segundos inmóvil, volverá a erguirse, y tendrás que huir de él. La mayor parte del combate consiste en repetir esta rutina: simplemente huye de él hasta que intente efectuar su ataque de carga y atácale cuando termine de correr. A la hora de atacarle, es más seguro hacerlo desde los lados. Golpearle en la cabeza causará daño adicional. Atácale de frente sólo si acaba de efectuar su ataque de carga (de lo contrario, podría hacerlo mientras estás frente a él, cosa no recomendable). Atacarle por detrás puede hacer que intente atacarte con su cola; sin embargo, es posible cortársela, lo cual evitará el riesgo de sufrir estos ataques. Sin embargo, a menos que estés interesado en el arma especial que recibirás al cortar su cola (el Hacha del Rey Dragón), no es en absoluto necesario hacerlo.

Aunque la mayor parte de los ataques del Dragón Boquiabierto consisten en la rutina arriba descrita, a veces usará un par de ataques menos comunes que debes tener en cuenta. El primero consiste en saltar, mantenerse en el aire con sus alas, y tratar de aterrizar sobre ti, aplastándote. Aunque este ataque puede llegar a suponer una muerte instantánea si logra golpearte, es fácilmente evitable: basta con correr o rodar para alejarse del dragón, que probablemente fallará su ataque. El segundo de estos ataques "especiales" consiste básicamente en vomitar grandes cantidades de ácido. El dragón sólo efectuará este ataque si le queda poca salud. Si ves que empieza a regurgitar, aléjate de él rápidamente. El dragón expulsará el chorro de ácido justo debajo de sí mismo, haciendo que el ácido se expanda por el suelo hasta cubrir una gran extensión a su alrededor. Simplemente asegúrate de estar fuera de dicha extensión cuando eso suceda. El ácido no te matará, pero puede corroer las armas, armaduras y objetos que lleves equpados en ese momento, e incluso dejarlos inútiles, obligándote a repararlos más tarde y a tener que cambiar de equipo en medio del combate.

Consejos:


  • En uno de los grandes balcones que dan a la caverna hay un Canalizador. Mientras exploras las Profundidades, asegúrate de acabar con él antes de iniciar la batalla contra el Dragón Boquiabierto. De lo contrario, te lanzará hechizos desde su posición y reforzará los ataques del dragón, haciendo la lucha mucho más difícil.
  • Si intentas cortarle la cola, intenta no atacar demasiado cerca del torso, ya que la sección de la cola más cercana al resto del cuerpo no se puede cortar.
  • Si logras cortarle la cola, ten en cuenta que el dragón aún podrá golpearte con la parte que le quedará de ella, aunque obviamente con mucho menos alcance.
  • Es especialmente vulnerable al daño por relámpago.
  • Puedes invocar a Solaire de Astora y/o a Lautrec de Carim para que te ayuden, pero no es muy recomendable: el dragón recibirá un aumento de salud (como ocurre con todos los jefes si invocas a alguien para que te ayude), y Solaire y Lautrec atacarán directamente al dragón, muriendo en poco tiempo y habiendo causado pocos daños, lo que puede hacer la lucha más difícil a largo plazo.
  • En este combate es recomendable no llevar armaduras demasiado pesadas (dado que la movilidad es importante). Sin embargo, dado lo sencillo que es evitar la mayoría de ataques del dragón, no es necesario que uses armaduras demasiado ligeras; cualquier armadura que te permita moverte con un mínimo de velocidad bastará.

Recompensa:


  • 25.000 Almas
  • Llave de Ciudad Infestada
  • Humanidades Gemelas
  • Hueso de Regreso
  • Hacha del Rey Dragón (si le cortas la cola)



Load more