Help
Help

external image 2014-03-24_00060.jpg
external image 2014-03-24_00060.jpg


La Parroquia de los No Muertos es una de las áreas de Dark Souls. Se encuentra junto al Burgo de los No Muertos y alberga una de las dos Campanas del Despertar.

| NPCs in the area | Items | Enemies | Walkthrough | Map | Next Area: LINK TO NEXT AREA | Previous area (link) | Return to Places


NPCs en la zona


Andre de Astora
  • Se encuentra en la pequeña capilla fuera de la parroquia (un piso por debajo de la hoguera).
  • Es uno de los primeros herreros que el jugador encuentra en el juego.

Lautrec de Carim
  • Se encuentra encerrado en una pequeña celda dentro de la Parroquia.
  • Puede ser liberado con la Llave Misteriosa o con la Llave Maestra.
  • Una vez liberado, podrá asistir al jugador en combates contra determinados jefes.

Rhea de Thorolund
  • Se encuentra en el altar de la Parroquia.
  • Sólo aparece aquí tras ser rescatada de la Tumba de los Gigantes.

Siegmeyer de Catarina
  • Frente a la puerta cerrada que da a la Fortaleza de Sen.
  • Se traslada a otro lugar una vez que la puerta es abierta.

Oswald de Carim
  • Aparece en el campanario tras vencer al jefe de la zona y tocar la primera Campana del Despertar.
  • Puede absolver al jugador de sus pecados, además de venderle ciertos objetos.


Objetos


  • Alma de Guardiana del Fuego
  • Alabarda
  • Calavera Seductora
  • Trozo de Titanita
  • Llave Misteriosa
  • Gran Alma de No Muerto Perdido
  • Gran Alma de Soldado Anónimo
  • Escudo de Caballero
  • Llave del Sótano
  • Fragmento de Titanita
  • Humanidad
  • Medalla de Luz Solar

Enemigos


  • Hueco (espada)
  • Soldado Hueco (espada y escudo)
  • Soldado Hueco (lanza y escudo)
  • Soldado Hueco (ballesta)
  • Caballero de Balder (espada y escudo)
  • Caballero de Balder (estoque y escudo)
  • Caballero de Berenike
  • Caballero Negro (espadón)
  • Canalizador
  • Jabalí Acorazado
  • Jefe: Gárgolas del Campanario

Walkthrough


Cuando llegues a la Parroquia de los No Muertos, te encontrarás en un estrecho callejón. Si llegaste a la Parroquia por la parte superior del puente, mantente atento a la pared de tu derecha; encontrarás una puerta dentro de la cual hay una escalerilla que baja: este es el lugar por el que habrás llegado si pasate por la parte inferior del puente. Si en lugar de bajar por la escalerilla subes por la escalera de caracol que verás, llegarás a la cima de una torre, donde encontrarás a un Caballero Negro armado con un espadón. Se trata de un rival muy peligroso en esta fase del juego, y tal vez quieras dejarlo para más adelante (aunque, si lo vences, tienes una posibilidad de conseguir un Espadón de Caballero Negro).

De vuelta en el callejón, si continúas hacia delante verás unos escalones y un Soldado Hueco. Cuando acabes con él, verás frente a ti un patio, dentro del cual encontrarás un nuevo enemigo, un Jabalí Acorazado, acompañado de un par de Soldados Huecos. También verás dos ballesteros apostados sobre un arco. Intenta acabar con al menos el soldado más cercano sin atraer la atención del Jabalí. Es recomendable no enfrentarse al Jabalí cuerpo a cuerpo (aunque, si lo haces, ten en cuenta que puedes apuñalarlo por la espalda). En su lugar, corre hacia las escaleras en el lado derecho del patio. Una vez arriba, y tras acabar con un Soldado Hueco, podrás ocuparte de los dos ballesteros y recoger unas Calaveras Seductoras. Desde aquí arriba puedes acabar con el Jabalí sin correr riesgos con ataques a distancia (si tienes suerte puede que consigas un Yelmo de Jabalí Acorazado). Acaba también con último de los soldados, que se encuentra cerca del Jabalí (es posible que, llegado a este punto, suba a por ti).

Ahora vuelve al patio. Verás que hay un portón que da al edificio principal de la Parroquia, pero está cerado. Por tanto, busca en el patio unas escaleras descendientes y baja por ellas para llegar a un sótano. En un pasillo estrecho encontrarás un Hueco que huirá de ti: ten cuidado, porque se trata de una emboscada. Entra en la sala con precaución para evitar ataques por sorpresa, y acaba con los numrosos Huecos que te atacarán. Revisa bien la zona para encontrar un cadáver que contiene la Llave Misteriosa. Asciende por las escalerillas y camina sobre las vigas para conseguir una Gran Alma de No Muerto Perdido. Sigue ascendiendo y llegarás a un muro de niebla. Atraviésalo sin miedo.

Ahora te encontrarás en un pasillo sobre el patio que atravesaste anteriormente. Avanza hasta un cruce en forma de T. Si te diriges a la derecha llegarás a un pasillo en el que encontrarás un nuevo enemigo: un Caballero de Balder. Se trata de enemigos más duros y hábiles que los Soldados Huecos, pero no supondrán un excesivo problema una vez conozcas sus movimientos. En niveles bajos (como es el caso), la clave está en adoptar una actitud defensiva y saber atacar en el momento propicio, aunque todo esto depende hasta cierto punto de tus estadísticas y equipo. A este caballero en concreto lo encontrarás de espaldas, de manera que si consigues acercarte a él antes de que te vea u oiga, podrás apuñalarle por la espalda, quitándole gran parte de su salud (o quizá matándolo al instante). Ten en cuenta que estos enemigos pueden soltar parte de su equipo al morir, lo cual podría resultarte útil. Una vez hayas acabado con él, sigue por el pasillo hasta llegar a un pequeño balcón y encontrarás un Escudo de Caballero.

Ahora regresa al cruce en forma de T y toma el camino de la izquierda. Tras subir unas escaleras te toparás con un Soldado Hueco con lanza. Tras acabar con él, ve por el pasillo, pero no te precipites. Este pasillo da a otra galería en la que sufrirás una emboscada en cuanto entres en ella; a la derecha te estará esperando un Soldado Hueco con lanza, y, a tu izquierda, un Caballero de Balder. Ambos te atacarán, cada uno desde un lado, cuando entres en el pasillo; sin embargo, el Soldado Hueco te atacará antes. Lo que debes hacer es enfrentarte a ellos por separado. Por tanto, entra en el pasillo muy cuidadosamente hasta que atraigas la atención del lancero, pero no del Caballero de Balder. En cuanto el Soldado Hueco se dirija hacia ti, retrocede por donde viniste y acaba con él; a continuación vuelve al pasillo para acabar con el caballero.

Desde aquí podrás ver la Parroquia en sí. Continúa por el pasillo; a tu izquierda verás un camino que lleva a la entrada frontal de la Parroquia, pero no vayas por ahí aún y sigue en línea recta. Acabarás llegando a un pequeño patio lateral de la Parroquia, vigilado por tres Soldados Huecos (dos con espadas, uno con ballesta). Acaba con ellos y observa a tu alrededor; verás una entrada lateral a la Parroquia, y, frente a ésta, un camino de piedra que se aleja de ella. Sigue este último camino y llegarás hasta una pequeña capilla apartada de la Parroquia. Baja por las escaleras para encontrar una nueva hoguera (es la única hoguera en la Parroquia de los No Muertos, y éste es el motivo por el que has venido aquí antes de explorar la zona más a fondo). En la misma sala de la hoguera verás una puerta que da a un camino al final del cual verás enorme castillo; se trata de la Fortaleza de Sen, aunque sus puertas estarán cerradas por el momento. No obstante, si te acercas hasta la puerta de la fortaleza, podrás conocer a Siegmeyer de Catarina y hablar con él. Por otro lado, si bajas las escaleras que hay en la sala de la hoguera encontrarás al herrero Andre de Astora, que podrá reparar y reforzar tu equipo, y venderte algunas armas y armaduras. En esta misma habitación hay una puerta que da a una gran sala, en la que verás un Demonio de Titanita. Este camino lleva al Jardín Tenebroso, pero no es aconsejable que vayas por aquí aún.

Con la hoguera encendida, puedes dedicarte a explorar la zona a fondo. Si recuerdas el camino que llevaba hasta la entrada principal de la parroquia, dirígete allí. Dentro de la Parroquia, vigilando la entrada, hay dos Caballeros de Balder. Intenta atraerlos uno a uno hacia el exterior de la Parroquia y elimínalos. En el exterior de la parroquia, frente a la entrada principal, hay un cadáver en el que encontrarás una Alabarda. También encontrarás la Llave del Sótano, que necesitarás más adelante. Verás una palanca que abrirá un portón al patio en el que se encontraba el Jabalí. Ten en cuenta que si descansas en una hoguera los Soldados Huecos reaparecerán y uno de ellos activará la palanca, cerrando de nuevo el portón.

Dentro de la Parroquia encontrarás a otro Caballero de Balder acechando junto a la puerta. Junto al altar te encontrarás con un Caballero de Berenike. Se trata de un enemigo poderoso, aunque de movimientos lentos. Ten en cuenta que en el piso superior hay un Canalizador, un hechicero que te lanzará flechas de alma desde su posición. Por tanto, es recomendable atraer al Caballero de Berenike hacia un lugar más seguro antes de ocuparse de él. En el altar encontrarás un Alma de Guardiana de Fuego, con la que podrás reforzar el Frasco de Estus. A tu izquierda verás un ascensor; si te subes a él, descenderá hasta el Santuario del Enlace de Fuego. Ahora podrás usar este ascensor como atajo entre ambas zonas.

Junto al ascensor verás unas escaleras que llevan al piso superior. En las escaleras te toparás con un Caballero de Balder armado con un estoque. Ten cuidado con él, ya que estos enemigos pueden realizar contraataques si les atacas mientras están en guardia. Continúa por el pasillo. Llegarás a la sala en la que está el Canalizador, pero no entres. Está protegido por una horda de Huecos que te rodeará fácilmente, de manera que lo mejor es atraerlos hacia el pasillo y ocuparte de ellos allí. Retrocede si se acumulan demasiados de ellos para tratar de separarlos. Ten en cuenta también que el Canalizador podrá incrementar el ataque de los Huecos cercanos. Cuando acabes con ellos, ocúpate del Canalizador. Ten cuidado, dado que sus ataques cuerpo a cuerpo son tan peligrosos como sus hechizos. Si quieres, puedes acabar con él desde le piso inferior con ataques a distancia y subir después para ocuparte de los Huecos. Si eres especialmente afortunado, conseguirás un Tridente de Canalizador, una de las armas más raras del juego.

Ahora encontrarás varios pasillos. Uno de ellos te llevará hacia el otro lado de la parroquia. Encontrarás un Caballero de Balder en unas escaleras. más adelante, rompe unos barriles para encontrar una Humanidad. También verás una puerta bloquada con unos tablones. Rómpelos, sube las escaleras y llegarás hasta una celda en la que encontrarás a Lautrec de Carim. Puedes liberarlo usando la Llave Misteriosa. Vuelve a la sala en la que estaba el Canalizador. En otro de los pasillos encontrarás una Gran Alma de No Muerto Perdido. El último pasillo conduce a una escalerilla. Sube por ella para llegar hasta el jefe de la zona.

Jefe: Gárgolas de la Campana

Una vez vencidas las Gárgolas, podrás entrar en el campanario y tocar la primera Campana del Despertar. También conseguirás 6 Huesos de Regreso. Tras tocar la campana, en el campanario encontrarás a Oswald de Carim. A partir de aquí, tu destino recomendado es el Burgo de los No Muertos Inferior, al que podrás acceder desde la zona en la que encontraste a Solaire de Astora por primera vez, y necesitarás la Llave del Sótano que encontraste anteriormente. Si lo prefieres, también puedes explorar brevemente el Jardín Tenebroso, aunque no necesitarás hacerlo hasta más adelante.




Mapa



Undead_Parish_Map.jpg
Undead_Parish_Map.jpg
Click to enlarge!



Next Area: LINK TO NEXT AREA


Previous area (link)


Return to Places




Load more