Help
Help

external image Dark-Souls-pic-7.jpg
external image Dark-Souls-pic-7.jpg

El Refugio de los No Muertos es la primera zona que el jugador encuentra en Dark Souls. Se trata de una gran prisión en la cima de una montaña, cuya función es mantener encerrados a los No Muertos. Hace las veces de tutorial en el juego, pero el jugador puede regresar al lugar más adelante.


| NPCs in the area | Items | Enemies | Walkthrough | Map | Next Area: LINK TO NEXT AREA | Previous area (link) | Return to Places


Lore

(Advertencia: spoilers)

Aunque no se sabe quién construyó el Refugio de los No Muertos, está claro que su propósito era servir como una prisión. Es posible que en un principio no estuviera destinado a los No Muertos, pero su localización en la cima de una montaña, que lo hace prácticamente inaccesible, sugiere que quien los construyera quería asegurarse de que nada pudiera entrar o salir. El lugar se encuentra custodiado por dos demonios, que parecen hacer de guardianes del lugar.


Primera visita

NPCs en el área


Oscar de Astora
  • Este NPC rescata al jugador de su celda y le proporciona un frasco de Estus, antes de morir y volverse hueco.
  • Si el jugador vence al Demonio del Refugio antes de encontrar a Oscar, éste le proporcionará la Gran Llave de Peregrino.

Snuggly el Cuervo
  • Este NPC puede intercambiar objetos con el jugador
  • Para intercambiar un objeto, el jugador debe soltarlo en el nido de Snuggly. El objeto para el jugador aparecerá en el mismo lugar cuando éste salga y entre en la zona, o cuando reaparezca en una hoguera (muriendo o usando un hueso de regreso)

Objetos


  • Llave de celda del Refugio
  • Empuñadura de espada recta
  • Frasco de Estus
  • Equipo inicial (depende de la clase del jugador)
  • Llave Este del Refugio
  • Gran Llave de Peregrino
  • Gran Martillo de Demonio (sólo si el jugador vence al Demonio del Refugio en el primer encuentro)
  • Humanidad
  • Alma de No Muerto perdido


Enemigos


  • Hueco (desarmado)
  • Hueco (espada o arco)
  • Soldado hueco (espada)


Walkthrough


Cuando tengas el control de tu personaje, investiga el cuerpo que ha caído en tu celda y encontrarás la llave de la celda, que te permitirá abrir la puerta y salir al pasillo. Verás varios mensajes en el suelo, que te mostrarán los controles básicos. Más adelante te encontraráscon varios Huecos desarmados. No serán hostiles hacia ti, de modo que puedes usarlos para practicar las mecánicas básicas de combate y, de paso, conseguir algunas almas. Si mientras avanzas por el pasillo miras a a la derecha, podrás ver al Demonio Salvaje, un jefe opcional al que no podrás enfrentarte hasta más adelante en el juego. Llegarás a una habitación semiinundada; sal por la derecha y sube por la escalerilla para salir al patio. En medio del patio verás una hoguera; acércate a ella y enciéndela. Recuerda que las hogueras son una parte fundamental del juego: son los lugares donde puedes subir de nivel y resucitar como humano, entre otras. También actúan como puntos de control, reapareciendo en ellas al morir. En la zona derecha del patio encontrarás una puerta que estará bloqueada; por tanto, abre la gran puerta que hay frente a la hoguera y entra en la sala. Encontrarás al primer jefe del juego, el Demonio del Refugio. A menos que tengas experiencia en el juego, o hayas escogido las bombas de fuego negras como regalo inicial, es recomendable que huyas por la puerta que verás a la izquierda. No obstante, si consigues vencer al Demonio del Refugio en este primer encuentro, obtendrás el Gran Martillo de Demonio.

Cuando salgas de la sala, continúa hasta encontrar una nueva hoguera. Descansa en ella y sigue tu camino. Llegarás a un pasillo estrecho. Al fondo del pasillo verás un Hueco armado con un arco, de forma que deberás moverte para esquivar sus flechas. Mientras avanzas, mantente atento a los lados del pasillo para encontrar el equipo inicial, que dependerá de la clase que hayas elegido. Ahora que tienes un escudo y un arma decente, avanza hacia el arquero bloqueando sus flechas con el escudo y acaba con él. Sigue hasta encontrar un muro de niebla y atraviésalo. Ve hacia la derecha y encontrarás una escalera que sube y otra que baja. Ve por la segunda y podrás acceder de nuevo al patio por la puerta que estaba bloqueada, pues podrás abrirla desde este lado. Ahora que has desbloqueado la puerta, descansa en la hoguera del patio y regresa a las escaleras.

Ahora tendrás que ascender por la escalera por la que no subiste antes. Ten en cuenta que, cuando lo hagas, un Hueco empujará una gran roca por la escalera, así que mantente atento para esquivarla en el momento apropiado. La roca destruirá el muro de la celda que hay al fondo del pasillo. Entra en la celda para hablar con un moribundo Oscar de Astora (el caballero que te lanzó la llave al principio del juego). Cuando hables con él te dará un frasco de Estus (un objeto indispensable que te permitirá regenerar tu salud y que podrás recargar en las hogueras). También te dará la llave este del Refugio, y, si conseguiste vencer al Demonio del Refugio en el primer encuentro, la Gran Llave del Peregrino, que te permitirá escapar del Refugio. Asciende por las escaleras por las que cayó la roca y acaba con el Hueco que te la lanzó. Con la llave este podrás abrir la puerta que encontrarás delante, y acceder al balcón.

Si tu clase inicial utiliza magia, encontrarás un catalizador (que permite lanzar hechizos) al salir al balcón. Aquí te tendrás que enfrentar a dos Huecos que portan espadas rotas, y un tercero con un arco. Enfréntate a ellos con cautela y elimínalos. Verás un gran muro de niebla. Si lo pasas de largo llegarás a una pequeña sala con una puerta que aún no puedes abrir. En la sala también encontrarás a dos soldados Huecos armados con espadas y escudos; estos enemigos son más duros que los que has encontrado hasta ahora, así que sé cuidadoso si decides enfrentarte a ellos. Cuando atravieses el muro de niebla estarás en una plataforma... Justo sobre el Demonio del Refugio. Si te quedas demasiado tiempo en la plataforma, saltará y te aniquilará de un solo golpe; en lugar de eso, salta sobre él y ataca mientras caes para efectuar un ataque de caída. Si lo haces bien, le quitarás buena parte de la salud. Ahora que tienes un equipo decente, podrás derrotarle.

Jefe: Demonio del Refugio

Cuando te hayas encargado del demonio, conseguirás la Gran Llave de Peregrino y podrás abrir la puerta de salida del Refugio, que tienes enfrente de ti. En la zona exterior, si giras a la derecha, encontrarás el nido de Snuggly, personaje con el que podrás intercambiar objetos. Si giras a la izquierda desde la puerta encontrarás un Alma de No Muerto Perdido. Por último, si continúas en línea recta hasta el borde del acantilado, se activará una escena de vídeo que te llevará hasta la siguiente zona, el Santuario del Enlace de Fuego. Con esto, habrás completado el tutorial.




Mapa




Northern_AsylumMapV1.jpg
Northern_AsylumMapV1.jpg

Click to enlarge!

Click to enlarge!



Siguiente área: Santuario de Enlace de Fuego



Return to Places


Regreso al Refugio de los No Muertos

Es posible regresar al Refugio de los No Muertos desde Lordran. Para ello, el jugador debe desbloquear el ascensor que comunica el Santuario del Enlace de Fuego con la Parroquia de los No Muertos, y usarlo para llegar hasta el Cuervo Gigante. Una vez conseguido, el Cuervo podrá transportar al jugador del Santuario al Refugio, y viceversa, tantas veces como desee.

NPCs en el área


Oscar de Astora
  • Cuando el jugador regrese al Refugio de los No Muertos, encontrará a Oscar en el mismo lugar en el que murió.
  • Para entonces, Oscar se habrá vuelto Hueco y será hostil hacia el jugador.

Snuggly el Cuervo
  • Este NPC puede intercambiar objetos con el jugador.
  • Para intercambiar un objeto, el jugador debe soltarlo en el nido de Snuggly. El objeto para el jugador aparecerá en el mismo lugar cuando éste salga y entre en la zona, o cuando reaparezca en una hoguera (muriendo o usando un hueso de regreso).


Objetos


  • Escudo con Emblema (al matar a Oscar de Astora)
  • Anillo de Hierro Oxidado
  • Muñeca Peculiar
  • Losa de Titanita
  • Humanidad
  • Hueso de Regreso

Enemigos


  • Hueco (antorcha)
  • Soldado Hueco (espada)
  • Soldado Hueco (lanza)
  • Caballero Negro
  • Oscar de Astora
  • Jefe: Demonio Salvaje


Walkthrough


Tras regresar al Refugio, te encontrarás en el exterior del lugar. Al avanzar hacia la puerta por la que escapaste, te encontrarás con un grupo de Huecos con antorchas. Estos enemigos, aunque frágiles, son capaces de causar bastante daño, de modo que enfréntate a ellos con cuidado.

Al atravesar la puerta, ten cuidado. Estarás en la sala donde luchaste contra el Demonio del Refugio, pero si caminas hacia el centro de la sala, el suelo se derrumbará y caerás en un sótano en el que tendrás que combatir al Demonio Salvaje. No lo hagas aún: en lugar de eso, rodea la sala manteniéndote cerca de las paredes para llegar al patio, en el que está la primera hoguera que encendiste en el juego. Ahora puedes explorar la zona, dejando para el final al Demonio Salvaje. Probablemente recuerdes aproximadamente la zona, y ésta no habrá cambiado demasiado, aunque habrá novedades.

Si vas hasta el lugar en el que dejaste a Oscar de Astora, descubrirás que aún está allí... Aunque se habrá convertido en Hueco y te atacará nada más verte. Es un oponente más duro que la mayoría de enemigos, pero no deberías tener problemas si actúas con prudencia. Al acabar con él, soltará el Escudo con Emblema, uno de los mejores escudos del juego para bloquear el daño mágico.

Si vuelves hasta la celda en la que comenzaste el juego, te encontrarás con un Caballero Negro armado con espada. Resultará peligroso en un espacio tan cerrado, así que ten cuidado. En tu celda, encontrarás un extraño objeto, la Muñeca Peculiar. Por otro lado, si vas a la sala en la que venciste al Demonio del Refugio y vas por la puerta en la que encontraste tu equipo inicial, te las tendrás que ver con otro Caballero Negro idéntico al anterior. Es recomendable que intentes atraerlo hasta un espacio más abierto para mayor seguridad.

Si subes al balcón, podrás acceder a una puerta custodiada por un par de Soldados Huecos (uno con espada y otro con lanza). Posiblemente recordarás que esta puerta era imposible de abrir al principio del juego; pero, si recogiste la Llave Oeste del Refugio en el Santuario del Enlace de Fuego, podrás abrirla para conseguir el Anillo de Hierro Oxidado.

Por último, puedes confrontar (aunque no es necesario) al nuevo jefe de la zona. Para ello, dirígete a la sala en la que venciste al Demonio del Regugio, y camina por el centro de la habitación. El suelo se derrumbará bajo tus pies y caerás en un sótano.

Jefe: Demonio Salvaje

Tras derrotar al Demonio Salvaje, podrás salir del sótano por una escalera de mano que te llevará hasta el pasillo en el que se encuentra tu celda. Una vez hayas terminado de explorar el Refugio, sal al exterior al igual que la primera vez y dirígete al borde del precipicio para ser recogido por el Cuervo Gigante, que te llevará de vuelta al Santuario del Enlace de Fuego.


Load more