Help
Help

external image Dark-Souls-02-02-11-0081.jpg
El Burgo de los No Muertos es la primera zona que debe visitar el jugador tras salir del Santuario del Enlace de Fuego. Se trata de una ciudad abandonada y habitada por Huecos. Tiene dos partes bien diferenciadas: la zona superior, que conecta el Santuario del Enlace de Fuego con la Parroquia de los No Muertos; y la zona inferior, que conduce a las Profundidades.





| NPCs in the area | Items | Enemies | Walkthrough | Map | Next Area: LINK TO NEXT AREA | Previous area (link) | Return to Places

Burgo de los No Muertos Superior

NPCs en el área


Mercader No Muerto (hombre)
  • Oculto en un edificio cerca de la hoguera de la zona.
  • Vende armas, armaduras y otros objetos.

Solaire de Astora
  • Otorga al jugador la Saponita de Señal Blanca
  • Puede asistir al jugador en batallas contra determinados jefes.

Objetos


  • Saponita de Señal Blanca
  • Resina de Pino Dorada
  • Ballesta Ligera
  • Virotes
  • Anillo de Piedra de Lágrima Azul
  • Alma de No Muerto Perdido
  • Humanidad
  • Basura
  • Bombas de Fuego Negras
  • Cuchillos Arrojadizos
  • Escudo de Madera
  • Trozo de Titanita
  • Espada Recta del Dragón
  • Claymore

Enemigos

  • Hueco (espada)
  • Hueco Armado (espada y escudo)
  • Hueco Armado (hacha de combaye)
  • Hueco Armado (bombas de fuego)
  • Soldado Hueco (espada)
  • Soldado Hueco (lanza)
  • Soldado Hueco (ballesta)
  • Rata de Alcantarilla
  • Caballero Negro (espada)
  • Havel la Roca
  • Wyvern
  • Jefe: Demonio de Tauro

Walkthrough


Cuando salgas del acueducto serás recibido por un par de Huecos Armados. Sube por las escaleras que verás cerca. Verás un pequeño puente al otro lado del cual habrá un Hueco Armado con bombas de fuego. Acaba con él (preferiblemente cuerpo a cuerpo, para evitar que te lance bombas). Junto a las escaleras antes del puente hay unos barriles que puedes romper para hallar una zona oculta, pero no lo hagas aún. Continúa por donde estaba el Hueco de las bombas. En el edificio a tu izquierda encontrarás a otro Hueco, pero no podrás acceder al piso superior desde aquí, de modo que sal de él y atraviesa el muro de niebla que hay enfrente.

Ahora estarás en otro edificio similar. En la planta baja encontrarás un cadáver con un Alma de No Muerto Perdido. Sube por las escaleras y sal por la puerta a tu derecha. Ten cuidado cuando lo hagas, pues un gigantesco Wyvern aterrizará brevemente sobre la muralla en la que estás antes de emprender el vuelo de nuevo. No intentes atacarle, pues será inútil. Legarás a una azotea en la que habrá cuatro enemigos. Uno de ellos te atacará al verte; el segundo Hueco está escondido tras unas barricadas, y las romperá pra ir a por ti si te acercas. Estos dos son de los que tendrás que ocuparte primero. Otro enemigo, un Soldado Hueco con ballesta, estará al fondo, sobre una sección más elevada; si te dispara mientras combates a los otros Huecos, retrocede hasta quedar fuera de su alcance y combátelos allí. Otro Hueco se encuentra custodiando las escaleras del fondo; cuando acabes con él, podrás subir por ellas y acabar con el ballestero. Junto a las escaleras que acabas de subir verás un puente de madera grueso y corto que lleva a una torre; crúzalo y en cuanto entres en la torre encontrarás una nueva hoguera.

Ahora que has descansado en la hoguera, puedes explorar más a fondo la zona por la que has venido antes de continuar tu camino. Vuelve a la azotea por la que viniste y acaba de nuevo con los enemigos (que habrán vuelto a aparecer). Bajo el lugar en el que estaba el ballestero verás una puerta de madera; si entras por ella llegarás a un balcón en el que encontrarás un Escudo de Madera. Vuelve, y, cuando salgas por la puerta, podrás ver un puente que lleva a otro edificio. El puente estará custodiado por dos So dados Huecos con lanzas. Los Soldados Huecos son más duros que los Huecos Armados a los que te has estado enfrentando, y los lanceros en concreto emplean estrategias muy defensivas y pueden lanzarte rápidos golpes desde detrás de sus escudos, por lo que puede ser difícil conseguir golpearlos. Por tanto, lo primero que deberías hacer es separarlos y acabar con ellos uno a uno. Un buen método para acabar con ellos es romper su bloqueo con una patada, y a continuación atacarles. Cuando lo hayas hecho, observa la azotea que estaban custodiando; en la zona izquierda verás un montón de cajas. Si las rompes, descubrirás una escalera que lleva a la planta inferior, y en ésta una puerta que da a un balcón donde encontrarás al Mercader No Muerto. Éste vende diversas armas (por ejemplo, la Cimitarra o el Arco Corto) que podrían serte útiles, dependiendo de tus atributos. También vende escudos, armaduras y otros objetos. Es altamente recomendable que compres la Llave de la Residencia (que será de utilidad más adelante). Si más adelante quieres conseguir una espada que te hará las primeras fases del juego más fáciles (aunque posteriormente dejará de ser útil), compra también el Arco Corto y tantas flechas como puedas. Regresa a la habitación, sal por la otra puerta y continúa por el camino; llegarás a un punto en el que serás atacado por unos Huecos como los que encontraste en el Refugio de los No Muertos; no deberían ser un problema. Sube por la escalerilla que encontrarás en la pared al final y llegarás a un tejado con un cadáver; regístralo para conseguir 10 Cuchillos Arrojadizos. Ahora podrás saltar hasta la planta superior de un edificio, a la que no pudiste acceder al principio del nivel. Salta hacia la puerta (si fallas tendrás que repetir toda la operación). Por las escaleras que verás y que conducen a un balcón de madera. Registra el cadáver para conseguir una Ballesta Ligera y 16 Virotes. Vuelve a la habitación y ve a la planta baja (no podrás subir de nuevo). Ahora estarás en una zona del nivel por la que ya pasaste. ¿Recuerdas los barrlies que escondían un camino? Rómpelos y lánzate a la zona de abajo, recogiendo una G ran Alma de No Muerto Perdido. Ten cuidado una vez abajo del todo , pues serás emboscado por varios Huecos. Tras acabar con ellos y atravesar una puerta encontrarás un Alma de No Muerto Perdido. Vuelve, sigue por el camino y verás un cuerpo con un objeto. Cuando te acerques, serás emboscado por otros 4 Huecos. Registra el cuerpo y encontrarás Basura (que, pese a su nombre, puedes intercambiar con Snuggly, de modo que consérvala).

Sigue por el camino, recoge una Humanidad que encontrarás, y pronto te encontrarás de nuevo en una zona por la que ya pasaste. Regresa a la hoguera y prepárate para continuar tu camino.

Cuando hayas descansado en la hoguera, sal el edificio y dirígete hacia el estrecho puente de piedra que verás frente a ti. Ten cuidado, porque a tu izquierda habrá varios Huecos en una plataforma de madera que te lanzarán bombas de fuego. Cruza el puente corriendo, entra en el edificio y serás atacado por dos Huecos con hachas de combate. Verás dos puertas: una de ellas conduce al Burgo de los No Muertos Inferior, pero estará cerrada con llave. Abre la otra puerta y te enfrentarás a un Soldado Hueco con espada (ten en cuenta que la próxima vez que pases por aquí, la puerta estará abierta y el Soldado Hueco irá a por ti en cuanto pises el puente). Antes de seguir, entra en el edificio a tu derecha. Dentro encontrarás un Hueco. Verás dos puertas: una de ellas está sobre unos escalones, la otra a tu mismo nivel. Tras esta segunda puerta hay un Hueco esperando para emboscarte desde la izquierda. La puerta con los escalones conduce a otra habitación que contiene un cofre con 6 Bombas de Fuego.

Sal del edificio y continúa con tu camino. Verás unas escaleras a tu derecha. Sube por ellas y llegarás a un pequeño patio. No te quedes cerca de las escaleras, pues podrías ser atacado por los Huecos con bombas de fuego que te atacaron al cruzar el puente. En el patio te tendrás que enfrentar a 3 Huecos Armados (dos con espada y escudo, uno con hacha). Antes de seguir, fíjate en que uno de los edificios de tu alrededor tiene una escalera de mano para subir al tejado. Asciende por ellas y podrás acceder a la plataforma de madera sobre la que estaban los Huecos con bombas de fuego. Descubrirás que no son enemigos muy peligrosos en el combate cuerpo a cuerpo, pero ten cuidado con sus bombas. En la plataforma tamben encontrarás un Alma de No Muerto Perdido. Ahora vuelve al patio y continúa tu camino. A tu izquierda verás una pequeña torre; si quieres ahorrarte molestias más adelante, entra en ella y acaba con el ballestero Hueco que hay arriba. Luego vuelve a donde estabas.

Antes de bajar las escaleras que tienes delante (junto a las cuales habrá tres Soldados Huecos aguardando), revisa los edificios cercanos; en uno de ellos verás una puerta que podrás abrir si compraste la Llave de la Residencia. Dentro encontrarás un cofre con tres unidades de Resina de Pino Dorada. Si tienes una arma de ataque a distancia, puedes acabar con los Soldados Huecos desde aquí. Si no, acaba con ellos cuerpo a cuerpo.

Ahora verás unas escaleras ascendentes y otras más strechas que descienden. Las segundas conducen a un pasillo al final del cual encontrarás el Anillo de Piedra de Lágrima Azul. El problema es que el pasillo estará custodiado por un Caballero Negro, un enemigo muy duro, especialmente a estas alturas del juego. Puede que quieras dejarlo para más adelante, pero, si quieres conseguir el anillo ahora, puedes intentar acabar con él. Si decides combair al Caballero Negro directamente, hazlo en un sitio abierto, donde puedas esquivar sus ataques y rodearle para asestarle puñaladas por la espalda. También puedes subir por la escalera de mano que usaste para acabar con los lanzadores de bombas de fuego (dado que él no puede ascender por ella), y luego usar ataques a distancia (flechas, hechizos, bombas de fuego... Lo que sea), o lanzarte sobre él para efectuar ataques de caída. Incluso siguiendo estos métodos puede ser un combate difícil a estas altura del juego, por lo que puedes optar por hacer que el caballero te persiga, atraerle lejos del pasillo, aprovechar tu mayor velocidad para correr hacia el lugar en el que estaba el Caballero Negro, y hacerte con el anillo (efectuar esta maniobra conlleva altas posibilidades de quedar acorralado por el caballero tras recoger el anillo y sufrir una muerte casi inevitable, pero al menos habrás conseguido el anillo).

Las otras escaleras llevan hasta una gran torre. Ten cuidado al ascenderlas, pues un Hueco te lanzará un barril explosivo desde arriba (usa el hueco en la pared de tu izquierda para esquivarlo). Cuando acabes con el Hueco entra en la torre. Dentro verás una puerta cerrada y unas escaleras ascendentes. De momento sólo podrás abrir la puerta si escogiste la Llave Maestra como regalo inicial, y detrás de ella encontrarás unas escaleras que descienden. Es recomendable que no vayas aún por ahí: abajo te espera Havel la Roca, un enemigo formidable que puede acabar contigo fácilmente (aún más a estas alturas del juego), y que custodia una puerta que no puedes abrir aún, y que lleva a la Cuenca Tenebros a (un área opcional).

Si de todos modos decides intentar vencer a Havel, intenta siempre aprovechar sus lentos ataques para apuñalarle por la espalda. Ten en cuenta que puede matarte perfectamente con un único golpe. Si vences a Havel, conseguirás el Anillo de Havel.

Al margen de si te enfrentas o no a Havel, tendrás que subir las escaleras de la torre. En uno de los pisos encontrarás varios barriles; si los rompes encontrarás un Lagarto de Cristal, y, si acabas con él antes de que escape, conseguirás algo de Titanita Tililante, así como Titanita de otros tipos. Sigue ascendiendo la torre hasta llegar a un muro de niebla. Atraviésalo para enfrentarte al jefe de la zona.

Jefe: Demonio de Tauro

Tras vencer al Demonio de Tauro, sal de la zona atravesando el muro de niebla. Rompe las cajas de madera que encontrarás para recoger una Gran Alma de No Muerto Perdido. Luego baja por las escaleras y sal al exterior del edificio. A tu izquierda verás un gigantesco puente que lleva a la Parroquia de los No Muertos; frente a ti, habrá una puerta que lleva al Burgo de los No Muertos Inferior, pero que estará cerrada con llave; finalmente, a tu derecha verás una gran terraza. Ve hacia allí para encontrar a Solaire de Astora. Responde afirmativamente a todas sus preguntas para obtener la Saponita de Señal Blanca, que te permitirá dejar señales de invocación para ayudar a otros jugadores.

Ahora debes cruzar el puente. Como verás, en él hay varios Soldados Huecos, pero eso no tiene importancia en este momento, ya que, cuando intentes cruzar, el Wyvern que encontraste al principio del nivel sobrevolará el puente y lo cubrirá con una llamarada. Por ello, antes de intentar cruzar el puente, es recomendable buscar en el inventario y equiparse con la armadura y el escudo que tengan una mayor resistencia al fuego. A la hora de cruzar, hazlo corriendo, con el escudo levantado e ignorando a los enemigos. Ten en cuenta que tu objetivo no es el final del puente: en su lugar, debes ir pegado al borde derecho hasta encontrar unas escaleras que bajan, adentrándose en el interior del puente y poniéndote a salvo del Wyvern. Es posible que alguno de los Soldados Huecos te siga hasta aquí, pero poco probable; lo más habitual es que mueran debido al ataque del Wyvern. Si el fuego del Wyvern te mata en este primer intento (lo cual es bastante posible), la próxima vez que vengas estará esperando en una torre al otro lado del puente, desde donde atacará con su aliento de fuego; no obstante, tendrás tiempo suficiente para llegar hasta las mencionadas escaleras.

Cuando hayas bajado las escaleras, estarás en una habitación con dos puertas; una lleva a la parte inferior del puente, por donde podrás cruzarlo sin tener que preocuparte del Wyvern. Sin embargo, ve primero por la otra puerta: te conducirá hasta la hoguera del Burgo. Importante: no te lances hacia la hoguera como loco; antes de bajar, asegúrate de darle una patada a la escalera de mano que varás junto a ti para que llegue hasta la hoguera, y así poder volver a subirla después. De este modo, habrás abierto un atajo entre la hoguera y el puente, pudiendo moverte entre ambos lugares sin tener que recorrer de nuevo todo el Burgo.

Ahora asciende por la escalera de mano que acabas de colocar para volver a la parte inferior del puente, y sal por la puerta. En este punto, si tienes un arco y un buen suministro de flechas, podrás conseguir un arma muy útil durante las primeras fases del juego. Como ves, desde aquí puedes ver la cola del Wyvern. El procedimiento es sencillo: dispara flechas al extremo de la cola hasta que se la cortes. Conseguirás la Espada Recta del Dragón. Ten en cuenta, que, aunque esta espada tiene un daño base muy alto, su daño no escala con ninguno de tus atributos, lo que supone que, a medida que progreses y subas niveles, otras armas harán más daño y te serán más útiles. Sin embargo, te hará estas primeras fases del juego mucho más fáciles.

Finalmente, ha llegado el momento de cruzar el puente. Tus opciones son hacerlo por encima o por debajo. Si cruzas por encima, tendrás que sobrevivir al Wyvern, pero abrirás un atajo y llegarás a una nueva hoguera, lo que puede ahorrarte molestias y tiempo más adelante. Para ello, sal de nuevo a la superficie del puente y vuelve a bajar cuando el Wyvern esté a punto de lanzar su ataque de aliento. Cuando lo haya hecho, corre hacia el hueco que hay en el lado izquierdo del puente, justo enfrente de las escaleras. Aquí te podrás refugiar de sus llamas. Espera hasta que el Wyvern baje de la torre y se pose en el puente. En cuanto lo haga, echa a correr, pasa por debajo de sus piernas, corre hasta la torre y enciende la hoguera que encontrarás. También verás una palanca que abre una puerta hacia la Parroquia de los No Muertos (cuando actives la palanca, el Wyvern se marchará de forma permanente). Cerca de la hoguera también verás un pasillo; siguiéndolo, podrás unirte al Pacto de los Guerreros de la Luz Solar. Un último consejo: uno de los cadáveres del puente tiene una Claymore, un espadón relativamente popular entre los jugadores por su versatilidad. En otro encontrarás un Alma de Soldado Anónimo.

Es posible que no quieras enfrentarte al Wyvern. En este caso, ve por la zona inferior del puente. En ella encontrarás un par de Soldados Huecos. El primero lleva espada y escudo y no debería ser un problema; el segundo, no obstante, lleva lanza y escudo y está en un luger particularmente estrecho en el que será fácil que caigas al vacío. Por tanto, atraéle hacia una zona más segura antes de acabar con él. Cuando cruces el puente, llegarás a una oscura habitación en la que encontrarás tres Ratas de Alcantarilla. Ten cuidado para que no te envenenen. Sube por la escalera de mano que encontrarás en la estancia y sal por la puerta. Tanto si escogiste uno u otro método para cruzar el puente, habrás llegado a la Parroquia de los No Muertos.

Área siguiente: Parroquia de los No Muertos

Mapa


Undead_BurgMapV1.jpg
Click to enlarge!


Burgo de los No Muertos Inferior

NPCs en el área


Mercader No Muerta
  • Se encuentra al final de la zona, en el interior del acueducto.
  • Vende una gran variedad de objetos.

Griggs de Vinheim
  • Atrapado en el interior de un edificio. Para liberarlo se necesita la Llave de la Residencia.
  • Se dirigirá al Santuario del Enlace de Fuego una vez liberado. Una vez allí puede vender hechizos y otros objetos al jugador.

Objetos


  • Catalizador de Hechicero
  • Set de Hechicero
  • Set de Ladrón
  • Humanidades Gemelas
  • Rompemalla
  • Gran Alma de No Muerto Perdido
  • Escudo Objetivo


Enemigos


  • Asesino Hueco
  • Perro No Muerto
  • Hueco (antorcha)
  • Hueco (arco)
  • Jefe: Demonio de Aries

Walkthrough


Para acceder por primera vez al Burgo de los No Muertos Inferior, se debe conseguir en primer lugar la Llave del Sótano, que se encuentra en la Parroquia de los No Muertos. Esta llave nos permite abrir una puerta que se encuentra en el Burgo de los No Muertos Superior, justo antes del puente en el que se encuentra el Wyvern.

Cuando llegues por primera vez al Burgo de los No Muertos Inferior, tras bajar una escalera de mano, asciende las escaleras que verás a tu derecha y abre la puerta que encontrarás arriba; sólo la puedes abrir desde éste lado. Puede que reconozcas la puerta: da a un edificio en el Burgo de los No Muertos Superior, cercano a la hoguera de la zona; así, habrás abierto un atajo entre la hoguera y el Burgo de los No Muertos Inferior.

Ahora regresa y baja las otras escaleras. Abajo serás recibido por tres Perros No Muertos. Se trata de enemigos rápidos capaces de provocar hemorragias, así que sé cuidadoso. Ahora podrás ir en dos direcciones. En una de ellas verás un carro abandonado en medio de la calle; ve en dirección contraria. Mantente cerca de las puertas de los edificios, y al pasar frente a uno de ellos oirás a alguien pidiendo auxilio; se trata de Griggs de Vinheim. Para liberarlo, necesitarás la Llave de la Residencia, que puedes comprar al Mercader No Muerto del Burgo Superior. Una vez liberado, te dará las gracias y se marchará al Santuario del Enlace de Fuego, donde le encontrarás más adelante. En esta misma sala hay un cadáver (lo encontrarás rompiendo los barriles) que tiene un Catalizador de Hechicero, así como el Set de Hechicero (túnica, botas, etc.). Si continúas recto por la calle, verás unas escaleras; tras bajarlas verás una multitud de Huecos armados con antorchas (dos a tu izquierda, cinco a tu derecha). Intenta atraerlos hacia ti de uno en uno. No los subestimes: aunque son frágiles, sus ataques pueden hacer bastante daño. Tras acabar con el grupo de Huecos encontrarás unas Humanidades Gemelas.

Ahora regresa por donde viniste hasta llegar hasta la gran hoguera, y avanza en la dirección contraria a la que escogiste anteriormente. Tras avanzar unos metros, sufrirás una emboscada por parte de tres Asesinos Huecos, cada uno de los cuales saldrá de una de las puertas cerradas que hay a ambos lados de la calle. Estos enemigos son ágiles y capaces de realizar contraataques y puñaladas por la espalda; sus ataques además, pueden causar hemorragias, de forma que sé cauteloso e intenta eliminarlos de uno en uno. Tras acabar con ellos, examina las puertas en el lado derecho de la calle; tras una de ellas encontrarás un cadáver que puedes registrar para obtener una nueva arma, la Rompemalla.

Continúa hasta que veas una zona con hierba. Ten cuidado: aquí te esperan dos Perros No Muertos, además de otros tres Asesinos Huecos. Si eres cuidadoso, puedes atraer a uno de los perros sin activar la emboscada. Puedes atraer al segundo con ataques a distancia (preferiblemente con un arco). Luego ocúpate de los Asesinos igual que de los anteriores. Si te ves obligado a enfrentarte a los asesinos y a los perros al mismo tiempo, retrocede e intenta que se separen entre sí para acabar con ellos de uno en uno, atacando cuando sea seguro.

Cuando te hayas deshecho de este grupo de enemigos, continúa. A la izquierda de la calle verás un pequeño callejón encontrarás un cadáver en un barril que contiene una G ran Alma de No Muerto Perdido. En uno de los edificios de los que salieron los asesinos encontrarás el Set de Ladrón (Armadura de Cuero Negro, Guanteletes de Cuero Negro, Botas de Cuero Negro y Máscara de Ladrón), así como el Escudo Objetivo (con escasa capacidad defensiva, pero útil para realizar contraataques).

Delante de ti, verás un muro de niebla que lleva al jefe de la zona, pero no entres allí aún; primero, es posible que quieras abrir otro atajo hasta aquí por si mueres en el intento. Ve a la derecha del muro de niebla y baja las escaleras. Verás a un Asesino Hueco esperándote al fondo del callejón... Lo que no ves es un segundo asesino esperándote tras una esquina a tu izquierda. Ocúpate primero de este último, antes de encargarte de su compañero. Sigue hasta el fondo del callejón para recoger una Gran Alma de No Muerto Perdido. Ahora, observa la zona; en el callejón verás una puerta en un edificio, y unas escaleras que bajan adentrándose en otro. Las escaleras llevan a la siguiente zona, las Profundidades, pero no podrás acceder hasta haber vencido al jefe de esta zona. Por tanto, entra por la puerta antes mencionada. Llegarás a una habitación con unas escaleras ascendentes. Te encontrarás también con un Hueco armado con arco que, a estas alturas, no debería suponer una amenaza. Continúa hasta entrar en el acueducto. Tras unas rejas encontrarás a la Mercader No Muerta, a quien puedes comprar diversos objetos. Continúa por el acueducto hasta abrir una puerta que sólo se puede abrir desde éste lado. Si recuerdas el acueducto y la puerta, sabrás que acabas de abrir un atajo entre el Santuario del Enlace de Fuego y el Burgo de los No Muertos Inferior.

Ahora puedes regresar hasta el muro de niebla para combatir al jefe de la zona. Si crees que, en caso de morir, el camino desde el Santuario del Enlace de Fuego te resultaría más sencillo que el camino desde el Burgo de los No Muertos Superior, descansa en la hoguera del Santuario (en caso contrario, obviamente, no lo hagas). En cualquier caso, vuelve hasta el muro de niebla y atraviésalo...

Jefe: Demonio de Aries

Cuando hayas vencido al Demonio de Aries, conseguirás la Llave a las Profundidades. Dirígete al callejón por el que llegaste al acueducto, y, cuando llegues a las escaleras descendientes, ve por ellas y abre la puerta cerrada con la llave. Bienvenido a las Profundidades.




Siguiente área: Profundidades




Return to Places




Load more