Help
Help

TUMBA DE LOS GIGANTES


external image dark-souls-Tomb-of-Giants-1024x576.jpg
external image dark-souls-Tomb-of-Giants-1024x576.jpg

external image dark-souls-Tomb-of-Giants-1024x576.jpg

external image dark-souls-Tomb-of-Giants-1024x576.jpg

external image dark-souls-Tomb-of-Giants-1024x576.jpg

La Tumba de los Gigantes es una de las áreas de Dark Souls. Se trata de una antigua red de criptas sumida en la oscuridad más absoluta. El jugador debe pasar por aquí para conseguir una de las cuatro Grandes Almas.

| NPCs in the area | Items | Enemies | Walkthrough | Map | Next Area: LINK TO NEXT AREA | Previous area (link) | Return to Places

Lore

( Advertencia: spoilers)
La Tumba de los Gigantes es uno de los lugares de Lordran sobre los que menos se sabe. Se encuentra situada bajo las Catacumbas, aunque con toda probabilidad es mucho más antigua. En este lugar se enterraban los cadáveres de una raza de humanoides gigantes (¿podrían haber sido los antecesores de los humanos actuales?). En cualquier caso, estas criptas, sumidas en una oscuridad antinatural y completamente aisladas de la luz solar, son el lugar de descanso de Nito, uno de los cuatro Grandes Señores. Los esqueletos que deambulan por el lugar podrían haber sido reanimados por los nigromantes instalados en las Catacumbas, o por Nito como forma de protegerse de éstos.

NPCs en la zona


Patches
  • Se encuentra poco después de la primera hoguera de la zona.
  • Al igual que en las Catacumbas, tratará de tender una trampa al jugador, además de volverse hostil si éste afirma ser un clérigo.

Reah de Thorolund
  • Se encuentra atrapada cerca de lugar donde se halla Patches.
  • Si el jugador le presta ayuda, se trasladará a la Parroquia de los No Muertos.

Objetos


  • Escudo Efigie
  • Ascua Divina Grande
  • Linterna Calavera
  • Anillo de Serpiente Plateada
  • Milagro: Reabastecimientp
  • Trozo de Titanita Blanca
  • Losa de Titanita Blanca
  • Ojo de la Muerte (x3)

Enemigos


  • Esqueleto Gigante
  • Esqueleto Gigante (arco)
  • Bestia Esquelética
  • Torre de Huesos
  • Bebé Esqueleto
  • Siervo de Molinete
  • Caballero Negro (alabarda)
  • Jefe: Nito, Rey del Cementerio

Walkthrough


Cuando llegues por primera vez a la Tumba de los Gigantes, te percatarás de que es imposible ver más allá de medio metro alrededor de tu personaje, pues todo el lugar está sumido en una oscuridad absoluta. Por este motivo, es recomendable llevar alguna fuente de luz, a saber:
  • Mediante el hechizo Lanzar Luz, que puedes obtener en la Cuenca Tenebrosa.
  • Llevando un Gusano de Luz Solar, que puedes conseguir en Izalith Perdida.
  • Portando una Linterna Calavera, que puedes conseguir como botín aleatorio de los Nigromantes en las Catacumbas (aunque, como no reaparecen al morir, no existe la seguridad de poder conseguirla).
Si no posees ninguno de estos objetos, podrás encontrar una Linterna Calavera poco después de la primera hoguera, pero hasta entonces tendrás que hacer el camino a oscuras.

Cuando entres en la Tumba de los Gigantes, deberás tener mucho cuidado con los precipicios que encontrarás, así como con los enemigos. Tener una fuente de luz desde el principio te pondrá las cosas más fáciles. Podrás observar que en el suelo hay objetos que emiten destellos de colores; se trata de Piedras de Prisma que puedes usar como guía para saber en qué dirección ir. Llegarás hasta un enorme sarcófago colocado a modo de puente en un precipicio; crúzalo. Avanza despacio para evitar sorpresas desagradables. Tras cruzar este precipicio, te encontrarás con el primer enemigo, un Esqueleto Gigante. Los Esqueletos Gigantes a menudo esperarán a que te acerques para atacarte, ya que es difícil verlos en la oscuridad; sin embargo, si te fijas te podrás percatar de que sus ojos emiten un brillo azulado que te permitirá verlos con antelación. Aunque estos enemigos son lentos, combatir contra ellos en la oscuridad puede ser problemático. Si lo ves difícil, puedes tratar de evitarlos y huir de ellos (aunque al tener que huir de ellos puede que tengas más probabilidades de caer al vacío). Deberías llegar hasta un nuevo sarcófago gigante, en esta ocasión inclinado. Deslízate por él hacia abajo. Llegarás hasta otro sarcófago similar (en este punto, habrá cerca un Esqueleto Gigante con arco que te podrá disparar flechas, así que ten cuidado; no obstante, sus flechas, pese a ser de gran tamaño, no te derribarán). Haz lo propio y, una vez abajo, gira a la derecha, pero ten cuidado con los dos Esqueletos Gigantes que te saldrán al paso. Llegarás hasta otro sarcófago inclinado por el que descender. Tras esto, gira a la izquierda. Deberías poder encontrar una escalera de mano en el precipicio. Baja por ella y sigue el camino para llegar a la primera hoguera.

Una vez hayas descansado en la hoguera, vuelve a subir la escalera de mano y ve hacia la izquierda para encontrarte con Patches. Cuando te pregunte si eres un clérigo, es recomendable responder negativamente. Te propondrá que te asomes a un saliente cercano, afirmando que hay un tesoro más abajo. Cuando lo hagas, sin embargo, te empujará y te hará caer. Sin embargo, aquí abajo podrás encontrar tres cadáveres; uno de ellos tiene una Linterna Calavera (lo cual te será muy útil si no tienes ninguna fuente de luz), y cada uno de los otros dos contiene una Gran Alma de Caballero Orgulloso. No muy lejos, podrás encontrar a Reah de Thorolund. Te advertirá de que sus dos guardaespaldas se han convertido en Huecos. Podrás encontrarlos más adelante. En esta zona también te encontrarás con unos nuevos enemigos, las Torres de Hueso. Estos enemigos, aunque de aspecto intimidante, son lentos y predecibles. Además, debido al corto alcance de sus ataques, es sencillo derrotarlos con ataques a distancia o armas de largo alcance (como la Alabarda). También deberías poder encontrar un Trozo de Titanita Blanca. Tras derrotar a los dos guardaespaldas Huecos, habla con Reah para conseguir el Milagro Reabastecimiento. Para salir de esta zona, colócate frente a Reah y avanza junto a la pared que está frente a ella (de forma que dicha pared quede a tu izquierda). Esto debería conducirte hasta un túnel. Acaba con las tres Torres de Hueso que te encontrarás y sube la escalera de mano. Golpea el muro (se trata de un muro ilusorio) y, al salir del túnel, ve a la derecha (más adelante se detalla lo que hay en la otra dirección) y llegarás de nuevo al lugar desde el que bajaste hasta la hoguera. Descansa en ella si lo necesitas y luego ve a hablar con Patches. Si le dijiste que eras un clérigo, se volverá hostil. De lo contrario, te pedirá disculpas. Si respondes negativamente, te regalará unas Humanidades Gemelas. Patches se dirigirá al Santuario del Enlace de Fuego una vez hayas vencido al jefe de la Tumba de los Gigantes, y te podrá vender diversos objetos. Si le matas (ya sea como venganza o por haberse vuelto hostil) obtendrás varias almas, cuatro Humanidades y el Hacha de Luna Creciente.

Antes de continuar, en caso de que quieras explorar, vuelve al túnel por el que regresaste a la hoguera (en caso de que no recuerdes dónde estaba, sube la escalera de mano que hay junto a la hoguera y ve hacia la derecha). Cuando llegues al túnel, no entres en él y pasa de largo. Llegarás hasta un sarcófago de tamaño colosal en el que podrás entrar por un agujero. Ten en cuenta que al fondo te esperan nada menos que seis Esqueletos Gigantes. Es recomendable que uses ataques a distancia para eliminarlos desde arriba o, si prefieres combatirlos cuerpo a cuerpo, ser cuidadoso para no atraer la atención de todos a la vez. Tras acabar con ellos podrás encontrar el Ascua Divina Grande, así como un Alma de Guerrero Valiente. Tras esto, vuelve arriba. Antes de volver a la hoguera, puedes continuar por el camino por el que llegaste hasta el sarcófago. Ten cuidado con los dos Esqueletos Gigantes (uno de ellos con arco). Sube la escalera de mano que encontrarás y acaba con otros dos Esqueletos Gigantes arriba. A la derecha de la escalera de mano verás un cadáver que contiene una Gran Alma de Caballero Orgulloso. A la derecha hay otro cadáver que contiene un alma idéntica, pero está en un saliente al que debes llegar deslizándote. Cuando lo hayas hecho, tendrás que dejarte caer hacia la zona desde la que subiste la escalera de mano, pero ten en cuenta que recibirás algo de daño por caída. Vuelve a subir la escalera de mano. Una vez arriba, deberías poder encontrar otras dos escaleras de mano. Tras subirlas, podrás dejarte caer sobre una cornisa para recoger un Ojo de la Muerte. Tras eso tendrás que volver a subir las dos escaleras de mano. Podrás ver un camino ascendente que te llevará hasta otra Gran Alma de Caballero Orgulloso. Como podrás ver, te encontrarás justo sobre la zona por la que entraste a la Tumba de los Gigantes. Puedes dejarte caer y volver a hacer el camino que hiciste entonces, o deshacer el camino que acabas de hacer. En cualquier caso, vuelve a la hoguera y descansa en ella antes de continuar.

Es el momento de seguir avanzando. Ve al lugar en el que encontraste a Patches y ve por el camino que verás a su derecha. Más adelante te toparás con un nuevo enemigo, una Bestia Esquelética. Estos enemigos son duros y cuentan con ataques potentes, de modo que ten cuidado. Tras acabar con ella, atraviesa el muro de niebla. Te encontrarás con otra Bestia Esquelética, pero también serás atacado por un Caballero Negro con alabarda y un Esqueleto Gigante que te disparará flechas desde la izquierda. Si es necesario, retrocede para separar al Caballero Negro de los demás enemigos. Tras acabar con ellos, registra el cadáver que hay junto al Esqueleto Gigante para obtener un Alma de Guerrero Valiente. Desde aquí podrás obtener un objeto interesante, de modo que recuerda el lugar. Por ahora, desciende por el túnel cercano, acabando con la Bestia Esquelética que lo vigila. Ve por la derecha para obtener el Escudo de Efigie. Luego ve por el lado opuesto y desciende hasta encontrar otra Bestia Esquelética acompañada de un Esqueleto Gigante. Desde aquí podrás ver un objeto inaccesible. Para obtenerlo, retrocede hasta el lugar mencionado anteriormente (donde estaba el Esqueleto Gigante con arco). Desde el lugar donde está el cadáver podrás saltar a un nivel inferior (puedes usar Piedras de Prisma para asegurarte de no caer al vacío). Ahora podrás coger el objeto antes mencionado, el Anillo de Serpiente Plateada. No obstante, ten en cuenta que al hacerlo serás rodeado por cinco Torres de Hueso. Tras ocuparte de ellas, colócate mirando a la pared y rodéala hacia la derecha; podrás saltar hasta el lugar en el que estaba la Bestia Esquelética acompañada del Esqueleto Gigante. Desde aquí, sigue el camino para llegar a una nueva hoguera.

Ha llegado la hora de llegar hasta el jefe de la zona. Vuelve por donde llegaste a la hoguera. Poco antes de llegar hasta la Bestia Esquelética verás un camino que baja por la izquierda. Baja por él (es mejor que acabes antes con la bestia cercana, ya que puede tratar de perseguirte). A la derecha verás una cavidad con un cadáver del que podrás obtener un Trozo de Titanita Blanca. Continúa por el camino y te encontrarás con tres Bestias Esqueléticas (dos de ellas son fácilmente evitables, si no te acercas demasiado). Sigue descendiendo. En un punto podrás girar a la derecha para adentrarte en un recoveco y recoger un Alma de Guerrero Valiente. Sigue avanzando hasta encontrar una escalera de mano descendiente. Sigue por el camino y llegarás a un camino que discurre por un precipicio; como verás, esta zona está iluminada, lo que resulta un cambio agradable. Si estás en estado humano, en este punto serás invadido por el Paladín Leeroy. Leeroy utiliza una inmensa maza llamada Grant que le proporciona unos ataques muy poderosos, pero también lentos y predecibles. Tras acabar con él, conseguirás el Grant, el escudo Sanctus y dos Humanidades.

Entra en la cueva que encontrarás más adelante y acaba con el Lagarto de Cristal para conseguir algunos materiales. Continúa por el camino, acabando con las Torres de Hueso que te saldrán al paso. Al final encontrarás una Torre de Hueso que se esconderá al acercarte; tras ella hay un Esqueleto Gigante con arco, pero ten cuidado: a la izquierda hay escondido un segundo Esqueleto Gigante. Si te lanzas a atacar al primero, el segundo te atacará, pudiendo tirarte al vacío, de modo que ten cuidado. Una vez te deshagas de ellos, sigue avanzando. Llegarás a una última caverna en la que encontrarás a numerosos Siervos de Molinete. Estos enemigos son idénticos a Molinete, pero son más débiles y se limitarán a lanzarte bolas de fuego. Son fáciles de esquivar, pero es recomendable que uses algo de equipo resistente al fuego. En la zona inferior también te atacarán Bebés Esqueletos; son enemigos débiles, pero reaparecerán indefinidamente. Si quieres explorar la zona, acaba con los Siervos de Molinete y mantente alejado de los Bebés Esqueleto. En la caverna encontrarás dos Almas de Héroe, un Trozo de Titanita Blanca y una Losa de Titanita Blanca. Si estos objetos no te interesan, entonces sólo tienes que continuar por el camino lo más rápido posible.

Finalmente, llegarás a un muro de niebla bloqueado por un entramado de palos de madera; no tienes más que romperlos. Antes de cruzar el muro de niebla, ten en cuenta que posteriormente sufrirás daño por caída. Cuando estés listo, atraviesa el muro de niebla para enfrentarte al jefe de la zona.

Jefe: Nito, Rey del Cementerio

Tras acabar con Nito, habrás obtenido una de las Grandes Almas. Examina la zona para encontrar un cadáver que contiene el Set de Paladín. Tras esto, dirígete a la hoguera que encontrarás y teletranspórtate a la hoguera que quieras (es el único modo de salr del lugar).


Mapa


external image map15_tombofthegiant_en.gif





Northern_AsylumMapV1.jpg
Northern_AsylumMapV1.jpg

Northern_AsylumMapV1.jpg

Northern_AsylumMapV1.jpg

Northern_AsylumMapV1.jpg

Click to enlarge!

Click to enlarge!



Next Area: LINK TO NEXT AREA


Previous area (link)


Return to Places




Load more