Help
Help

PROFUNDIDADES
external image 1000px-Depths01.jpg
external image 1000px-Depths01.jpg


Profundidades es una de las áreas de Dark Souls. Se trata de un laberíntico sistema de sótanos y alcantarillas que se extiende por debajo del Burgo de los No Muertos. El jugador debe pasar por aquí para llegar hasta Ciudad Infestada.

| NPCs in the area | Items | Enemies | Walkthrough | Map | Next Area: LINK TO NEXT AREA | Previous area (link) | Return to Places


NPCs en el área


Laurentius del Gran Pantano
  • Se encuentra atrapado dentro de un barril, en una habitación similar a una despensa.
  • Tras ser liberado, se dirigirá al Santuario del Enlace de Fuego.
  • Otorga la Llama de Piromancia al jugador, además de mejorarla y venderle piromancias.

Domhnall de Zena
  • Se encuentra junto a las puertas que llevan a Ciudad Infestada.
  • Se traslada al Santuario del Enlace de Fuego una vez el jugador abre las puertas.
  • Vende diversos objetos, como las armaduras de determinados jefes (a los que el jugador debe derrotar previamente).

Objetos


  • Ascua Grande
  • Anillo de Ojo Maldito
  • Escudo de Araña
  • Humanidad
  • Alma de Soldado Anónimo
  • Gran Alma de Soldado Anónimo
  • Llave de Cámara de las Cloacas
  • Gran Hacha
  • Set de Guerrero (Armadura de Cuero Endurecido, Guanteletes de Cuero Endurecido, Botas de Cuero Endurecido, Yelmo Estándar)
  • Ballesta Pesada
  • Virotes Pesados

Enemigos


  • Hueco (espada)
  • Hueco (antorcha)
  • Perro No Muerto
  • Cieno
  • Rata de Alcantarilla
  • Basilisco
  • Carnicero
  • Rata de Alcantarilla Gigante
  • Canalizador
  • Invasor: Kirk, Caballero de las Espinas
  • Jefe: Dragón Boquiabierto

Walkthrough


Antes de adentrarte en las Profundidades, resulta prudente adquirir algunos objetos contra el veneno y las toxinas, así como algunas Piedras Purgadoras (puedes adquirir este tipo de objetos hablando con la Mercader No Muerta del Burgo de los No Muertos Inferior.


Cuando atravieses la entrada a las Profundidades, verás unas escaleras descendientes frente a ti. Al descenderlas serás atacado por tres Huecos. Junto a una escalera hay un pasillo en el que encontrarás un Alma de Soldado Anónimo detrás de unas cajas. En la siguiente habitación, tras bajar las escaleras, te enfrentarás a un Hueco con espada y dos con antorchas. Entre los pilares de esta habitación hay otros dos Huecos escondidos. Desde aquí también podrás ver a un nuevo enemigo, un Carnicero, cortando carne sobre una mesa. Si quieres, puedes atacarle desde aquí con un arco, pero no es necesario. Baja hasta la "cocina" y apróximate a la mesa. El Carnicero está acompañado de un par de Perros No Muertos (uno de los cuales no reaparece tras morir), así que elimínalos primero. En cuanto al Carnicero, sus ataques, aunque dañinos, son lentos, así que, si te enfrentas a él cuerpo a cuerpo, espera a que ataque él primero y aguarda al momento oportuno. También puedes intentar apuñalarle por la espalda. Tras acabar con él, encontrarás un cofre que contiene el Ascua Grande (si se la das a Andre de Astora, podrá mejorar tus armas hasta +10). Junto a la pared hay varias cajas que revelarán un pequeño pasillo, pero no entres en él aún: en el suelo hay un agujero por el que te tendrás que tirar más adelante, pero antes acaba de explorar la sala. Encontrarás unas escaleras que llevan a una sección inundada, donde serás atacado por dos Perros No Muertos y un Hueco. El agua limitará tu movimiento, por lo que es mejor atraerles fuera de ella. En este punto puedes tomar dos recorridos distintos para llegar hasta la hoguera de la zona; puedes subir por el montón de escombros de la zona inundada, atravesando un agujero en la pared, o puedes lanzarte por el agujero que había en el pasillo detrás del Carnicero. Sigas el recorrido que sigas, es recomendable que explores también el otro tras descansar en la hoguera, dado que en ambos caminos hay objetos que te vendrán bien.

Si tomas el primer camino, sube por los escombros, atraviesa el agujero en la pared y te enfrentarás a un segundo Carnicero. En esta zona encontrarás una sala llena de barriles. En uno de ellos se encuentra atrapado Laurentius del Gran Pantano, así que rómpelos rodando para evitar golpearle por accidente, y habla con él. Continúa por el pasillo hasta encontrar unas escaleras descendientes para adentrarte en las cloacas. Llegarás a una sala con algo de agua, y verás un objeto a tu izquierda. Ten cuidado: si te acercas sifrirás un ataque por sorpresa por parte de un nuevo tipo de enemigo: un cieno. Estas criaturas tienen la costumbre de adherirse a los techos y caer sobre sus presas desde arriba, atrapándolas y causando grandes cantidades de daño, aunque, una vez en el suelo, apenas representan una amenaza. Pues bien, en el techo de esta sala hay un cieno que caerá sobre ti cuando te acerques al objeto. Puedes atacarle a distancia para hacerlo caer, o acercarte muy lentamente a la zona en la que está e intentar que no caiga justo encima de ti. Ten cuidado también con un Hueco con antorcha que se encuentra en el pasillo que sale de la sala, y que podría atacarte. Tras ocuparte del cieno, podrás recoger el objeto, un Alma de Soldado Anónimo. Continúa hasta llegar a un pasillo en el que verás a un Hueco con antorcha al fondo. Ten cuidado con los cienos que aguardan en el techo, y rodéalos si puedes. Al fondo del pasillo hay una puerta. Si tienes la Llave Mestra podrás abrirla para acceder a la hoguera de la zona. Si no, pronto podrás hacerlo. Baja por las escaleras junto a la puerta. Tras los barrotes podrás ver una sala en la que hay una Rata Gigante. Si rompes las cajas verás una escalerilla descendiente, pero sólo encontrarás una puerta cerrada que sólo puede abrirse desde el otro lado. También puedes intentar atacar a la Rata Gigante desde aquí, pero no es necesario. Continúa por el pasillo hasta llegar a un cruce de túneles. Por el camino de la derecha encontrarás un grupo de Ratas de Alcantarilla y un cadáver que puedes registrar para conseguir el Gran Hacha. Por el camino de la izquierda llegarás hasta otro grupo de Ratas (una de ellas te atacará desde el interior de una caja de madera, así que ten cuidado) y encontrarás una Humanidad. Tras acabar con ellas estarás ante unas rejas que dan a la habitación en la que está la Rata Gigante. Sin embargo, a través de las rejas podrás registrar un cadáver que hay junto a éstas para conseguir la Llave de la Cámara de las Cloacas. Ahora puedes regresar al lugar en el que estaba la puerta cerrada con llave y abrirla; encontrarás un pasillo que lleva hasta la hoguera de la zona. Si regresas hasta la cocina (el lugar en el que estaba el primer Carnicero) podrás volver a la hoguera siguiendo el segundo recorrido (ver párrafo siguiente), lo cual es la única forma de conseguir el Escudo de Araña, ya que al lugar en el que está sólo se puede acceder desde las cocinas; sin embargo, si no estás interesado en el escudo (aunque te resultará muy útil más adelante), podrás visitar la mayor parte del segundo recorrido a medida que explores las cloacas, sin necesidad de volver a las cocinas.

Si quieres tomar el segundo recorrido, tendrás que lanzarte por el agujero que hay tras el primer Carnicero. Llegarás hasta la sala en la que se encuentra la Rata Gigante, pero aterrizarás sobre una cornisa sobre la que no te podrá alcanzar, así que pudes estar tranquilo. Si exploras la cornisa, encontrarás el Escudo de Araña. Puedes acabar con la Rata Gigante desde aquí arriba, con ataques a distancia, o bajar y encargarte de ella cuerpo a cuerpo (la primera opción es obviamente la más segura). En cualquier caso, baja de la cornisa y examina la zona para encontrar la Llave de la Cámara de las Cloacas, así como una Gran Alma de Soldado Anónimo. Para llegar hasta la hoguera desde aquí, baja por el pasillo que hay en uno de los extremos de la sala y registra el cadáver para conseguir un Alma de Soldado Anónimo. Ten en cuenta que en algunos túneles como éste hay agujeros en el suelo que llevan a los niveles inferiores. Trata de evitar caer por ellos por el momento. Gira a la izquierda y acaba con una rata. Vuelve a girar a la izquierda, y acaba con una segunda rata, pero no sigas por ese túnel. Toma la otra dirección y llegarás a un enorme balcón en el que encontrarás varias ratas y a un Canalizador. Es importante acabar con él (no reaparece una vez muerto), ya que desde este lugar podrá atacarnos durante el combate contra el jefe de la zona. Tras acabar con ellos, ve hacia el otro lado del balcón. Cuidado con las cajas, pues serás atacado por varias ratas escondidas en su interior. Al llegar al otro extremo encontrarás un Fragmento Grande de Titanita. Vuelve, sube las escaleras y atraviesa el muro de niebla. Continúa por el túnel, recoge un Alma de Soldado Anónimo y continúa, haciendo caso omiso del túnel que hay a la izquierda. Llegarás a una zona con otro grupo de ratas. Acaba con ellas. También podrás ver unas rejas que dan a la sala de la Rata Gigante. Sube por las escaleras, acaba con otras dos ratas (una saldrá del interior de una caja), y continúa hacia el otro extremo de la cloaca. Tendrás que acabar con otro grupo de Ratas, y podrás recoger el Gran Hacha. Sal por la puerta que encontrarás en la zona, sube las escaleras que encontrarás más adelante, y abre la puerta de tu izquierda para llegar hasta la hoguera. Para explorar el primer recorrido, sal de la habitación de la hoguera, acaba con el Hueco con antorcha, dirígete hasta el fondo del pasillo (cuidado con los cienos del techo) y toma la puerta de la izquierda; estarás siguiendo el primer recorrido en sentido inverso.

Si seguiste el primer recorrido pero no has explorado el segundo, dirígete al lugar en el que encontraste la Llave de la Cámara de las Cloacas y ve por el pasillo bajo la escalera. Ignora el primer pasillo que va hacia la derecha, continúa recto hasta encontrar un Alma de Soldado Anónimo y gira a la derecha para enfrentarte a un Canalizador acompañado de varias Ratas. Es importante acabar con él, pues más adelante podría hacer la lucha contra el jefe de la zona mucho más difícil.

Ahora debes llegar hasta el jefe de la zona, no sin antes crear un atajo entre la hoguera y éste. Lo primero que debes hacer es llegar hasta la sala que contiene la entrada a Ciudad Infestada. Puedes hacerlo a través de los niveles inferiores, o desde la sala de la Rata Gigante. Esta segunda forma es la más segura. En este segundo caso, dirígete a la sala y encuentra la cascada en uno de los dos extremos de la habitación. Baja por ella manteniéndote junto a la pared izquierda (esto último es importante, pues de lo contrario llegarás a los niveles inferiores) y llegarás a la gran sala en la que se encuentra la entrada a Ciudad Infestada, cubierta por un muro de niebla, así como el acceso al jefe de la zona. Cuando llegues a la zona, busca a tu derecha un pasillo con unas escaleras ascendentes; sube por ellas hasta llegar a una puerta que sólo se puede abrir desde este lado. Si subes la escalerilla de mano y asciendes las escaleras que verás después, descubrirás que has abierto un atajo desde la hoguera.

En cuanto a los niveles inferiores, no es necesario (ni agradable) explorarlos, pero contienen diversos objetos útiles. Puedes acceder a ellos desde la sala en la que se encuentra la entrada a Ciudad infestada (si llegaste a ella desde la sala de la Rata Gigante y abriste el atajo desde la hoguera hasta aquí), deslizándote por la catarata que fluye desde la sala de la Rata Gigante sin pegarte a la pared, o cayendo desde uno de los agujeros en el suelo que puedes encontrar en los pasillos estrechos por los que habrás pasado anteriormente. Aunque que la mayor parte de los jugadores llegan a la zona por esta tercera vía (a menudo accidentalmente), lo más seguro es hacerlo desde la sala de la entrada a Ciudad Infestada. Para ello, ve a la sala de la Rata Gigante y deslízate por la cascada manteniéndote pegado a la pared izquierda (como se describe anteriormente). Como se dijo antes, lo primero que deberías hacer una vez aquí es abrir el atajo que conecta la hoguera con esa sala. Para llegar a los niveles inferiores por aquí debes ir por el ancho túnel que se encuentra a la derecha de la catarata si te sitúas justo frente ella. Sigue el túnel hasta unas escaleras descendientes; abajo serás atacado por un grupo de Ratas de Alcantarilla. Gira a la izquierda y continúa; vuelve a girar a la izquierda. Ahora toma un túnel que va hacia la derecha. En éste túnel encontrarás un nuevo enemigo: se trata de un Basilisco, una extraña criatura de aspecto anfibio. Su principal ataque consiste en expulsar una gran nube de niebla (es fácil de predecir porque se erguirá y su vientre se hinchará antes de hacerlo). Esta niebla no causa daño, pero si te expones a ella demasiado tiempo quedarás maldito (lo cual supone una muerte instantánea por petrificación y que tu salud máxima quede reducida a la mitad, incluso después de morir). Los efectos de la maldición son reversibles mediante Piedras Purgadoras (puedes comprárselas a la Mercader No Muerta en el Burgo Inferior o a Oswald de Carim en la Parroquia). Por suerte, los Basiliscos son poco resistentes y sus ataques físicos no son muy fuertes, por lo que, al enfrentarte a ellos, céntrate en mantenerte fuera de las nubes de niebla, que se dispersarán a los pocos segundos. Llevar equipo con buena resistencia a maldiciones también ayuda. En este punto, además, si vas en forma humana, serás invadido por Kirk, Caballero de las Espinas. Sé cauto al enfrentarte a él, pues sus ataques son rápidos y causan hemorragia. Si lo vences, hay una posibilidad de que consigas el Escudo con Púas o la Espada Recta Dentada.

Continúa por el pasillo en el que estaba el Basilisco y gira a la izquierda. Después sube las escalera, gira a la derecha y verás un túnel dentro del que encontrarás un Alma de Soldado Anónimo. Tras salir del túnel por el otro lado serás atacado por dos Basiliscos. Tras acabar con ellos sigue por el único camino posible. Al llegar a otra encrucijada serás atacado por más Basiliscos. Toma el camino de la izquierda, bajando las escaleras (aquí hay más Basiliscos) y registra el cadáver para conseguir una Gran Alma de Soldado Anónimo. Vuelve a la encrucijada y ve por el camino que tiene una gran abertura en el suelo, pero no te tires por ella; rodéala. Sube las escaleras y salta el agujero en el suelo que hay en el túnel. Si te caes por el agujero, tranquilo; sigue el único camino posible hasta llegar a las escaleras que bajaste antes, súbelas para llegar de nuevo a la encrucijada y vuelve a intentarlo. Al conseguirlo, llegarás hasta un cadáver con una Humanidad. Si no caíste por el agujero en el suelo, tírate por él para encontrar el Anillo de Mal de Ojo. Con esto habrás terminado de explorar los niveles inferiores y podrás volver a la sala en la que estaba la puerta a Ciudad Infestada. Desde aquí podrás ir a descansar a la hoguera y abrir el atajo hasta ella si no lo hiciste anteriormente, o ir directamente a enfrentarte al jefe de la zona.

Para llegar hasta el jefe de la zona, dirígete a la sala de las puertas a Ciudad Infestada. En la sala hay un par de ratas, así como varios cienos en el techo, pero son fácilmente evitables. Si te acercas a las puertas, que estarán cubiertas por un muro de niebla (y que no podrás abrir hasta haber vencido al jefe de las Profundidades), verás, sentado junto a una pared, a Domhnall de Zena. Este personaje te venderá diversos objetos, incluyendo las armaduras de ciertos jefes a los que hayas vencido. Una vez hayas abierto las puertas a Ciudad Infestada, podrás encontrarle en el Santuario del Enlace de Fuego. Ve por el túnel que hay a tu derecha colocándote frente a las puertas de Ciudad Infestada. Sube las escaleras hasta llegar a un gran balcón que da a una enorme caverna. Explora el lugar hasta dar con unas escaleras que descienden hasta un nivel inferior. Explora este lugar para encontrar una Ballesta Pesada y varios Virotes Pesados. Vuelve a las escaleras y baja otro nivel para llegar al suelo de la caverna. Atraviesa el muro de niebla para enfrentarte al jefe de la zona.

Jefe: Dragón Boquiabierto

Tras vencer al Dragón Boquiabierto, conseguirás la Llave de Ciudad Infestada. Ahora podrás regresar hasta las puertas de Ciudad Infestada (antes de hacerlo, es recomendable descansar primero en la hoguera). Estarás frente a un gran pozo. Baja por la escalera de mano y habrás llegado a Ciudad Infestada.



Mapa

external image map06_thedepths_en.gif
external image map06_thedepths_en.gif




Click to enlarge!



Next Area: LINK TO NEXT AREA


Previous area (link)


Return to Places




Load more